martes, 15 de setiembre de 2009

Tata... le canto a tu memoria.

Tata,
Son tantas las cosas que se me atropellan las palabras y me falla la elocuencia.
Mi corazón esperó el tiempo de tu corazón que de lentamente fue dejando de latir y, que a un ritmo pausado, como un regalo, permitió que de a poco fuéramos asumiendo la pena, con la generosidad del que espera a que todas puedan llegar y compartir tu último suspiro.
Tata, dos estrellas fugaces vi, dos nombre en el firmamento, dos deseos y ambos ya se han cumplido.
Tata, sé que te veré en el agua, donde haya agua... en nuestros ojos que hoy son mar, en nosotros que somos lago, en mi que soy río... y me rio porque siento aún la calidez de tu mano mientras repito las canciones que de ti aprendí.
Tata, de ti aprendimos a amar y a ser amados, a sonreír, a soñar, a admirar la naturaleza, a tener fe.
Al que quiera conocerte que mire el cielo, que sienta el viento y en él tu voz diciendo:¡Amo la libertad!
Me maravillo de la fortuna que tengode esta vida tan llena de vida y de tantas cosas buenas que aún ahora siguen pasando y pasarán.
Y aunque no se escucha ya el son de tu corazón siempre seguirá teniendo ton. Siempre habrá música y alegría donde tu recuerdo esté y, sabremos multiplicarlo, espero, como un regalo de agua que fluye y fluye.
Tata, no me despido porque nos volveremos a encontrar cuando sea el tiempo y entonces haremos un gran fogón.
Y tata ve tranquilo porque hiciste todo lo que en tus manos estuvo para hacer de este mundo un lugar mejor.

(27 de Julio 2009)

Lo común Lo distinto

Siento
en la memoria de mi piel
tu abrazo
y
en mi risa
tu beso.

Alegre
en mi pecho
algo
se mueve.

Descubro
lo común lo distinto
la risa el portal
la tierra la mar
doy otro paso
se rozan
cuerpo
espuma y sal.


(Agosto, 2009)

Me vuelvo...

Me vuelvo papel y novela
Imaginando tus dedos
Recorriendo mis letras
Buscando en mi humedad la tinta
Me escribirías con tus yemas.


Pronuncio abrazos y caricias,
Declamo besos y tactos,
Recito un suspiro agitado,
Un temblor, un canto
Y otro canto.



(Julio, 2009)

lunes, 26 de noviembre de 2007

El coraje cuando denunciamos...

El 22 de noviembre marchamos contra la violencia hacia las mujeres. Ahí muchas nos manifestamos, con antorchas, performances y gritos.

Soy, somos capaces de mostrar en nuestro torso la sangre, la furia, la cárcel y el dolor.
Esta es mi denuncia... y no renuncia..



lunes, 22 de octubre de 2007

Qué grande es ser mujer!!

¡Qué grande es ser mujer! - Ariana Puello y Dnoe

miércoles, 17 de octubre de 2007

Rap, Regggaeton y Tango??

Dirán que me he vuelto loca... es cierto.

Soy tanguera, sí, pero me he encontrado con estas mujeres increíbles del Rap y el Raggaeton. ¿Quién dice que no es posible?

Por ejemplo Dnoe. Increíble, este tema invitando a las mujeres a que abandonen a los hombres que abusan de ellas.

A Continuación: "Siempre es por él"



Y este Reggaeton de Ariana Puello con Amparanoia... Una de las formas de violencia más comunes es la explotación de mujeres en el Narcotráfico. Aquí les muestro: "Juana Kalamidad"

martes, 2 de octubre de 2007

Que nadie me levante la voz- Bebe

Qué nadie me levante la voz- Bebe.

miércoles, 8 de agosto de 2007

El tiempo que perdimos...!!

No, no nos tocó. Nos vimos, pero nadie cruzó la línea. Demasiado cuidado talvez, quizás demasiado miedo. No, nos conocimos, no sé si te gustan las pastas como a mi, ni si disfrutas de los mariscos tanto como del chocolate. No sé si me gustan tus besos, ni la temperatura de tu cuerpo.

No se supo, no se quiso... por eso... no se pudo.

No recuerdo las lineas de tus ojos, ni si se encienden ante la injusticia, ni si asoman las lágrimas ante las cosas sencillas. Hubo leña mas no fuego, quedaron ahí mis manos con astillas esperando tu cerilla.

No. No nos tocó.

Busqué, esperé.

No se supo, no se quiso... no se pudo.



A Nadie- Liliana Felipe


viernes, 13 de julio de 2007

Por eso Bailo...!!!

Sí, me gusta el tango, pero no sólo para lucirlo sino porque es una de las tantas formas de dar cuenta de la realidad por medio de la creación. por medio de la danza, el baile, el tango es posible hacer denuncia, comunicar emociones, hablar delo dolor y enfrentarnos a él. La diferencia es que en el abrazo nos contenemos.

De eso se trata este tango de anexo 3, de denunciar, comunicar, pero lo principal encontrarnos con nosotras mismas y desde ahí encontrar a la otra, no como nuestro referente sino como una persona libre,íntegra y autónoma en su cuerpo, en sus movimiento, en su equilibrio.

Esta vez el tango que bailamos fue Maquillaje, original de V. y H. Expósito, en la magistral interpretación de la Uruguaya Malena Muyala.

¿Cuántas veces nos hemos maquillado el corazón? ¿Cuántas veces nos ocultamos por miedo?

Yo también me oculté pero finalmente no se puede vivir enmascarada y pude sacar la máscara frente a mi madre. Lo sé: Tuve suerte. Es por eso que hoy puedo bailar con ella en el aniversario del Movimiento Unificado de Minorías Sexuales MUMS.

viernes, 22 de junio de 2007

Wiñol Tripantu- Feliz Año Nuevo

Feliz Año a todas, y que este nuevo ciclo que comienza traiga para todas abundancia: de alegría, de cariño, de energías positivas, amor, salud y mucho más. Que se renueven la vida, los sueños, las esperanzas.

Que este nuevo año podamos con nuestras fuerzas hacer bien a la tierra y curarla del daño que le hemos hecho.

Que este nuevo año finalice la opresión a los pueblos indígenas en todas las latitudes, que se libere a las y los mapuches presos por defender la Tierra.

Que el volcán Lonquimay duerma nuevamente y no desate su furia sobre el pueblo pehuenche, y que la nieve no queme el fruto de la araucaria.

Que este nuevo año traiga para los ríos pureza y a las empresas forestales y
de celulosa traiga la furia de la tierra y de la sociedad entera, por robar, por matar y contaminar con veneno las aguas.

Que este nuevo año sonriamos y nos encuentre en un abrazo amoroso con nuestras compañeras y nuestros amores.

Celebremos este nuevo año con vino, con mistela y enguindado. Con semillas y piñones tostados. Celebremos con historias y cuentos antiguos, con juegos y adivinanzas al calor de un fogón.

Son mis deseos sinceros en este Wiñol Tripantu.

miércoles, 23 de mayo de 2007

Vuelve el Tango Entre Mujeres Anexo 3 y Tango Para Tod@s

Vuelve el Taller de Tango Entre Mujeres Anexo 3. Este año en Sabor A Mi. Desde el 6 de Junio.

También este año inauguramos el taller de Tango para Tod@s en el Sindicato Cultural. Las clases ya comenzaron.



jueves, 26 de abril de 2007

Mis Cosas Favoritas....: El sonido de la música!!

My Favourite Things- Julie Andrews

"Gotas de lluvia en rosas y los bigotes de los gatitos
Calderos de bronce brillantes y calentitos mitones de lana
Paquetes de papel marrón atados con cuerda
Estas son algunas de mis cosas favoritas

Ponys de color crema y tortas de manzana crujientes
Los timbres de las puertas y los cascabeles de los trineos y escalopas con tallarines
Gansos salvajes que vuelan con la luna en sus alas

Estas son algunas de mis cosas favoritas

Cuando las abejas pican
Cuando los perros muerden

Cuando me siento mal
Recuerdo mis cosas favoritas
Y ya no me siento tan mal"

(Ella es Drucilla, mi gata)

viernes, 13 de abril de 2007

La Cueca de la Marcha!!

“La vida en una marcha
de lesbianas
La vida en una marcha
de lesbianas,
ay que las rebeldías
se enamoraban, se enamoraban;
ay que las rebeldías
se enamoraban, se enamoraban.

¡Ellas no son guerrilleras
Son tortilleras, son tortilleras!,
¡Caramba! y se rebelan
contra el sistema.
¡Ellas no son guerrilleras
Son tortilleras, son tortilleras!

Contra el circo fascista
neoliberal, líder del mal.
También contra la guerra
Y el capital,
Contra el circo fascista
Neoliberal, líder del mal.

Contra la guerra ay sí,
y el patriarcá’o,
cantan una vez más,
no se han cansá’o, no se cansá’o
Contra la guerra ay sí,
Y el patriarcá’o, y el patriarcà’o

¡Feministas, qué maravilla,
estas chiquillas!"

*Compuesta el 12 de marzo del 2007, a ver si la bailamos pa' las cuecas mil!!

jueves, 12 de abril de 2007

¡Y aquí estoy Compañera!

Era agosto del ’79 cuando me detuvieron, compañera, tenía 19 años. Hace unos meses habían fusilado a un lonko (jefe mapuche)y a dos compañeros casi en el patio de mi casa. Mis hermanos y yo lo vimos todo, y nos prometimos ser parte de la lucha. ¡Y hasta ahora sigo en la lucha, compañera!

Como te decía, llegaron los milicos a la casa donde vivía y ahí me tuvieron durante tres días encerrada. Tú sabes compañera lo que eso significa... lo bueno fue que eso le dio tiempo a mi mamá para limpiar su casa antes de que los milicos llegaran a allanarla y se llevaran a mis hermanos... Después de eso la fiscalía militar y bueno... la cárcel de Valdivia... ¡¡Estaba más que asustada!! ¡¡y pa’ qué te cuento el cuerpo!!

Yo quedé de entrada en una celda sola, incomunicada. El piso estaba mojado, olía a podrido y a orines... había una colchoneta en el piso...¡todo oscuro, todo frío!¡¡de los fríos del sur, compañera!!... A una se le van agudizando los sentidos, escucha sonidos, voces a lo lejos, respiraciones y la vista se va acostumbrando a la penumbra... No podía dormir, tampoco me dejaban. No sabía qué pasaría al otro día, si habría otro día.

Sin embargo, pasaron los días. Lo sabía porque alcanzaba a escuchar el Carillón de Valdivia tocar todos los días y eso me permitía tener una idea de las horas.... También escuchaba a las otras presas, las comunes, que conversaban y a veces cantaban... Fue así que me enteré que, pese a que el pabellón donde estaba era sólo para las políticas, había en una de las celdas, al lado mío, una común que se había robado unas vacas, y del otro lado, una señora, vecina mía... la que me había delatado... Se enteró que estaba yo en la celda de al lado y llorando me pedía perdón a cada rato...

Cuando me llevaban a la fiscalía militar, a veces podía ver a mis hermanos y sabía que aún estaban vivos. Un pequeño gesto y sabíamos que no nos habíamos quebrado, que aún nos manteníamos en silencio. Mi mamá siempre estaba ahí, ¡fuerte y valiente sangre Mapuche!... yo levantaba mi cara para que me viera bien viva y no sufriera más de todo lo que ya estaba sufriendo...¡Mi pobre viejita!.

La esposa y la compañera de mis hermanos llegaban siempre a la fiscalía, le hacían algún gesto de consuelo, de amor, como respuesta al dolor... Yo, inútilmente buscaba un rostro en la multitud, no el de mi madre, sino el de una compañera que con sus ojos me recordara que no estaba sola y me esperara afuera con la promesa de su abrazo... ¡Usted sabe, compañera!

Una noche de vuelta en mi celda, después de una tarde entera de interrogatorios, con el cuerpo y alma destruidos, compañera, distinguí una silueta en la penumbra... En principio tuve miedo, pero al rato la reconocí... ¡¡ Era Francisca!! ¡¡Mi amor de niña!! Reconocí sus ojos de miel, su piel morena, su cabello negro, largo y rebelde cayendo por sus hombros.

Le hablé.

La sentí sentarse a mi lado, tan suave y sigilosa como una gata... silenciosa, para que no nos escucharan. Se tendió junto a mí y me abrazó, y con su voz susurrante calmó mis dolores, mientras con su pelo limpiaba mis lágrimas, con besos curaba mis heridas y saciaba mi sed de siglos.

Nos abrazamos, sentí su corazón ancestral, el ventarrón de sus suspiros, las cosquillas de su pelo maqui, el aroma manzana de su piel avellana, mi temblor, su temblor, y nuestras manos recorriendo nuestras cataclísmicas geografías... el sudor bañándonos como lluvia el rostro, su sabor de cereza, el calor de sus termales aguas, su lengua navegante en la alegría exuberante de nuestra selva de cuerpos arrayanes, el orgasmo del ansiado encuentro de nuestras húmedas tierras... Y me entregué, al suave vaivén del sueño entre sus pechos de volcana...

Dormí.

¡Dormí, compañera! ¡Tan profundo como una niña!

Desperté con la sensación viva de su abrazo... Al sonar el carillón del medio día me llevaron nuevamente a la fiscalía, pero esta vez sentía en mi una fuerza nueva, la de la esperanza, esperanza lesbiana, la de la lucha, la de la lucha lesbiana... la del amor, compañera... aunque fuera un sueño...
¡El Amor, Compañera!

(Esta historia es real y está basada en el relato hablado de la Compañera Carmen Barriga)

sábado, 10 de marzo de 2007

¡Mucho Gusto Señor Gusano!

-¡Esto no va a funcionar!- me dije, mientras elevaba temblorosa mi mano de 16 años para llamar a la puerta de quien entonces era algo así como mi andante. Marcela tenía 17 y no se asumía lesbiana, cosa que de mi yo siempre supe, sólo que recién a los 12 le supe el nombre.

Me presentó a su madre y a su hermana, me mostró su taller de pintura, su habitación, fotos, libros, dibujos...., como si de esa manera evitase intimidades comprometedoras.

A las dos horas de evasivas quise marcharme, se oscurecería, el barrio peligroso y mi casa quedaba a 45 min. en micro, y estaba en eso, cuando irrumpe su madre y con habilidad me convence para quedarme a la once, le hacía tan bien a su hija tener nuevas amigas...

– ... es que como la Marcelita se tuvo de ir del otro colegio...- Agregó la señora mientras nos pasaba una bolsa y plata para comprar pan.

Y fuimos.

– ¡ Esto no va a funcionar!- pensé, cuando en un nuevo intento por conversar topamos con una vecina y luego con el monitor de catecismo, según me dijo, quien “gentilmente” nos acompañó de vuelta hasta la casa.- ¡¡Definitivo, no va a funcionar!!- insistí mentalmente, cuando vi a Don Manuel, el papá de Marcela, que ya había llegado a casa cuando volvimos.

Mamá e hijas dispusieron todo y nos sentamos a la mesa, el hombre en la cabecera, su señora a la derecha, Marcela, la mayor, a la derecha de la madre, la hija menor a la izquierda del padre. Yo... frente al papá.

Intenté relajarme y al rato probé entrar en conversación:

-¡Qué bueno que hayan hecho un parque ahí en Vespucio...! ¡Quedó lindo!- dije por decir algo.
-Sí, el Parque La Bandera fue uno de los primeros proyectos del Gobierno cuando volvió la democracia- Dijo el papá de Marcela.
- Yo recuerdo que cuando más chica todo eso era un tierral.-
- Sí, era horrible el sol y el polvo para las protestas contra la dictadura.- Agregó mientras la señora le servía otra taza de té.

- Se nota que el viejo es de izquierda...- pensé- ¡¡Esta es mi oportunidad para ganar terreno!!- Y acepté un segundo café.

Marcela, su hermana ni su madre intervenían en la conversación sin embargo se veían relajadas.

- ¿Y se acuerda de aquella gran concentración que se hizo en el parque?, parece que fue el ’87..., recién habían retornado del exilio los Illapu, y tocaron Los Prisioneros... fue una de las más grandes...- Don Manuel seguramente la recordaría. Decenas de miles habíamos llegado reafirmar y manifestar nuestro firme rechazo y lucha contra la dictadura.
- ¡¡¡Sí, esa concentración fue increíble!!!....Fuimos la Carmen y yo, porque las niñas todavía estaban chicas...- Comentó y acto seguido nos entregamos al recuerdo. Las gentes en las azoteas, el mar humano, las miles de banderas de colores, las consignas, las canciones, los discursos... la esperanza.

- ... Y cuando empezábamos “¡EL QUE NO SALTA ES PINOCHET!, ¡EL QUE NO SALTA ES PINOCHET!...”, ¡con tanto salto no se podía ni respirar del polvo que había....! –

Lo estaba consiguiendo... Risas generales, Don Manuel, el suegro contaba detalles a sus hijas y yo, complementaba sus recuerdos con los míos... los brigadistas con sus tambores y sus cajas, “La Ramona Parra” con sus murales...

Mi desánimo previo por la ya improbable relación entre Marcela y yo había desaparecido. Estaba en mi terreno ahora, contaba historias, mostraba mis plumas... me hacía más hermosa.

- Y cómo no acordarse...- proseguí entusiasmada con mis cartas ganadoras, -... ¿cómo no acordarse, igual que en todas las concentraciones, cuando aparecieron las banderas azules con la flecha roja?...-
- La Democracia Cristiana- Explicó el suegro.
- ¡Sí poh, los de la DC!-
Y continué:
- Igual que en todas las concentraciones, esa vez apenas los vimos todos empezamos a gritarles..- aclaré la garganta y ensayé una voz que fuera muchas voces - ¡¡GUSANOS, GUSANOS, DEMÓCRATA CRISTIANOS!! ¡¡GUSANOS, GUSANOS, DEMÓCRATA CRISTIANOS!!-

Marcela, su madre y su hermana fijaron su mirada en mi y triunfante repetí:

-¡GUSANOS, GUSANOS, DEMÓCRATA CRISTIANOS!- No hubo respuesta.
Marcela tosió, su hermana se acomodaba en la silla, su madre sostenía la taza de té sin llevársela a la boca y el suegro, me miraba con seriedad. Un minuto de eterno silencio cayó sobre la mesa.
Don Manuel finalmente tomó una gran bocanada de aire y con voz grave y lenta dice:

- En esta casa todos somos militantes Demócrata Cristianos-

Momento de retirarse. Ya sabía yo que no iba a funcionar.

- ¡¡Ha sido un gusto hablar con Ud..., Señor Gusano!!-.
*Esta historia es real y de verdad me pasó. Cambié los nombres para cuidar la identidad de los involucrados, jeje...

domingo, 31 de diciembre de 2006

Somos como somos...!!!

Hoy me he vuelto a sorprender...

Desperté con su abrazo durmiente y sentí su respiración acompasada a mi lado, algunas pequeñas gotas de sudor asomaban por su rostro, era el calor de los cuerpos y el sol entrando por la ventana, y sentí, que así tan sencilla, atravesaba mis miedos, mis dudas y la besé... la besé como cuando aún era invierno y nuestras vidas se cruzaron, la besé con la sopresa de descubrirla, de sentirla, de vivirla y saber que me siente a mi también...
Hoy me he vuelto a soprender, leía sobre las mujeres en el tango y descubrí a una que le cantó a mi sorpresa...
Malena Muyala-Somos como somos

miércoles, 13 de diciembre de 2006

Ni Olvido Ni Perdón...!!!

Ha muerto el asesino, el dictador, el torturador, el violador, el secuestrador de niñas y niños, el ladrón, el inhumano, el traidor.... No lo olvides y sobre todo no olvides los nombres, los rostros de lxs asesinadxs, lxs desaparecidxs, los torturadxs, lxs agredidxs, de lxs que tuvimxs miedo, no olvides, aún con su muerte nada hay que celebrar.....



Mira!!!!!

Mira el rostro del asesino y su banda de secuaces!!!!

LOS ENEMIGOS

Ellos aquí trajeron los fusiles repletos
de pólvora, ellos mandaron el acerbo
exterminio,
ellos aquí encontraron un pueblo que cantaba,
un pueblo por deber y por amor reunido,
y la delgada niña cayó con su bandera,
y el joven sonriente rodó a su lado herido,
y el estupor del pueblo vio caer a los muertos
con furia y con dolor.
Entonces, en el sitio
donde cayeron los asesinados,
bajaron las banderas a empaparse de sangre
para alzarse de nuevo frente a los asesinos.

Por esos muertos, nuestros muertos,
pido castigo.

Para los que de sangre salpicaron la patria,
pido castigo.

Para el verdugo que mandó esta muerte,
pido castigo.

Para el traidor que ascendió sobre el crimen,
pido castigo.

Para el que dio la orden de agonía,
pido castigo.

Para los que defendieron este crimen,
pido castigo.

No quiero que me den la mano
empapada con nuestra sangre.
Pido castigo.
No los quiero de embajadores,
tampoco en su casa tranquilos,
los quiero ver aquí juzgados
en esta plaza, en este sitio.

Quiero castigo.
(P. Neruda)

NI OLVIDO NI PERDON